Dejemos de ser complacientes con los ricos

¿Otra promesa electoral tirada a la basura? El aumento del porcentaje al 75 % sobre los ingresos superiores a 1 millón de euros fue rechazado por el Consejo Institucional. Y pienso que es mucho mejor finalmente. No es que crea que no se deben poner impuestos sobre los ingresos de las familias más acomodadas de Francia, al contrario, pero esta reforma era muy poco equitativa, ya que se basa sobre los ingresos de una persona y no de un hogar.
Por ejemplo, si en una familia, la mujer gana 1.2 millones de euros por año y el hombre no tiene ingresos, la mujer tendrá que pagar un 75% de impuesto. En cambio, en una familia donde la mujer y el hombre ganan cada uno 800.000 euros al año (es decir un ingreso total por año de 1.6 millones de euros) ninguno tendrá que pagar este impuesto ya que sus ingresos individuales no sobrepasan el millón de euros. Podemos ver entonces que el aumento del porcentaje al 75% es un espejismo político.
Es necesario, según yo, que el gobierno proponga otra versión de su ley y respete sus compromisos ante los franceses. Este impuesto debe existir para los hogares de las familias más acomodadas. Los pudientes no tienen que sentirse aún más por encima del común de los mortales, y que por “algunas” razones queden exentos de este impuesto.
Debemos dejar de ser complacientes con ellos. Ayer por la tarde eché una ojeada a un sondeo realizado por M6 para su noticiero en televisión que preguntaba a la gente lo siguiente: ¿El gobierno debe insistir sobre el tema del aumento de porcentaje al 75%? Los resultados sobre un número de 75 000 votantes fueron: 56% dijo no y sólo un 39% respondió sí.
Sin tocar el tema de la metodología de este sondeo, realizado además por M6, estoy desconcertado de ver que los franceses están listos para defender con uñas y dientes a estos (sus) ricos. ¿Será acaso que muestran compasión, imaginándose que si ellos ganaran tanto, no les gustaría pagar un 75% de impuestos? Salvo que nosotros nunca tendremos jamás estos ingresos anuales.
Cuando Philippe Torreton preguntó a Gérard Dépardieu cuando estaba en Bélgica, que si pensaba “que las peticiones de apoyo de los franceses al RSA iban a florecer un poco en la red” me digo que nos hubiésemos podido escapar un poco de eso. Los franceses prefieren poner atención a los inmigrantes, los Roms, los árabes, los negros, que es bien sabido, nos roban nuestro pan y saquean nuestro país.
Es más fácil y además son más accesibles que estos pudientes, quienes se ríen a gusto desde lo alto de sus pedestales, viendo a estos pobres idiotas matándose los unos a los otros, y consumiendo sus productos, sus películas, su música para enriquecerlos aún más.
El mundo funciona al revés y la mayoría aplaude, pidiendo siempre más. El espectáculo de marionetas nos aparta de la realidad y los titiriteros, ellos simplemente se burlan y lo disfrutan.

Guillaume Jacquemart

Traduccion : Natalia Lerin.

Publicités

Poster un commentaire

Classé dans Voix citoyennes / Voces ciudadanas

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s