Moneda alternativa: ¡el Epi de la Lorena en complemento al Euro!

Groupe BLE Lorraine

Una quincena de loreneses de Francia y de Bélgica del grupo “Financité Lorraine” lanzó no hace mucho, una moneda complementaria al Euro. Se llama “Epi” y circula en las ciudades y pueblos situados tanto en una, como otra parte de la “frontera”, principalmente en Gaume y en la cuenca de Longwy.


El razonamiento del grupo se basa en varios cotejos irrefutables. El sistema actual es fuente de numerosas injusticias. “Los pobres pagan más que los ricos. Los bancos hacen cosas prohibidas a los otros, como por ejemplo acuñan la moneda y se hacen pagar este privilegio exigiendo intereses. La economía reposa sobre el préstamo y no sobre las riquezas realmente creadas”.

Sin embargo la idea del grupo no tiene nada de revolucionario. Las monedas complementarias existen, en efecto, desde hace más de un siglo. Se cuenta hoy en día con más de 5000 a través del mundo: en Japón, en Canadá, en reino Unido y también en Francia. Desde siempre, han permitido reactivar territorios en crisis, en particular a causa de defectos de los sistemas bancarios. Por ejemplo, en Argentina, hace una decena de años, sectores gravemente afectados lograron conseguir el golpe de gracia para estas. Pero, al final, como para Wörgl en Austria, en 1932, éstas fueron combatidas por los elegidos y los bancos, ya que debilitaban su poder. Hacen, en todo caso mucho bien a los productores locales, quienes no se desangran más por las grandes superficies.

El Epi lorenés apunta a la sostenibilidad y la relocalización de actividades económicas y comerciales. Con el fin de que la moneda pueda conservar su autonomía, sólo los bienes de primera necesidad pueden ser pagados con el Epi, es decir, los alimentos, la ropa o también materiales de construcción para los edificios. Para facilitar las conversiones, un Epi vale un Euro. Los lugares de cambio de la moneda se encuentran en los comercios que se adhieren al principio. Un porcentaje del 2% es concedido al comerciante que lo cambia, con el fin de que encuentre su recompensa en la operación. Pero para volver a pasar a Euros, ese porcentaje es del 5%. El dinero ganado está listo a tasa cero para proyectos regionales, medioambientales o también sociales.

El valor del Epi por otra parte se funde fácilmente, es decir que baja cuando está almacenado. El objetivo es evitar que sumas fuertes sean puestas de lado y no hagan funcionar más el sistema, como es actualmente el caso del Euro. Casillas podrían ser puestas en cada billete. Cuando el billete es utilizado, un pequeño sello, que cambiaría cada 6 meses, sería puesto. Si el billete no presenta este sello, tendrá menos valor.
Decenas de asociaciones, de comerciantes y de empresas han anunciado su interés por el Epi.

 

Traducción por: Natalia Lerín

Publicités

Poster un commentaire

Classé dans Alternatives / Alternativas, Economie / Economía

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s