Internet, el 15M y la gestión de lo común

Madrilonia.org

No podría entenderse el movimiento 15M sin Internet. No sólo porque la primera convocatoria y el trabajo desarrollado se hayan basado en la red, sino porque el uso masivo de cierta forma de trabajo y comunicación ha favorecido la in-corporación de ciertos principios como:

  • Horizontalidad
  • Descentralización
  • Intercambio
  • Cooperación

La conciencia de que la red es un producto colectivo, basado en compartir los contenidos generados de forma autónoma por miles de personas, crea la base de otra forma de entender la producción, la información y las relaciones sociales. Internet es la materialización de la inteligencia colectiva; una vez se ha comprobado que funciona, todos los discursos sobre la necesidad de jerarquía y orden se vuelven ideología barata. Antes de ejercer la democracia directa en la calle, muchos ya habíamos experimentado esa forma de hacer en la red.

Cada wiki y cada foro, gestionado por los usuarios que comparten información, visibiliza el hecho de que somos más potentes si ponemos en común lo que sabemos. Cada blog y cada comentario, voces que buscan oídos, señalaban la posibilidad de generar información autónoma y la necesidad de encuentro en esta sociedad fragmentada. Con Facebook las redes de vínculos débiles y amplias son practicables. Twitter, sin duda, ha supuesto un vuelco, en cuanto posibilita el diálogo directo entre “desconocidos” y permite que la comunicación se replique hasta el infinito. La plaza pública que había desaparecido en pos de la fragmentación de las grandes ciudades, ha sido reinventada mediante Twitter.

El 15M ha visibilizado que este compartir, estas voces, estas redes débiles y este diálogo virtual no pertenecía solo al mundo virtual. Que detrás había personas que estaban dispuestas a defender con el cuerpo lo que escribían desde el teclado de sus ordenadores. Y que llevaban años practicando otra forma de organización.

Las formas tradicionales de organización política y las empresas de la información han quedado retratadas: bloques corporativistas que responden a sus intereses y no al bien general; estructuras opacas y jerárquicas que ven el disenso como un problema y la información como una amenaza; representantes que niegan la voz a los supuestamente representados; periodistas que tratan de manipular en la era de la comunicación.

El 15M va más allá de una crítica al establishment, al que sin duda señala como estafador y manipulador, y apunta también a la imposibilidad de la representación de unos por otros. Solamente uno mismo puede expresar su posición. Pero tampoco cae en el individualismo: uno mismo únicamente podrá expresarse de manera plena después de haber oído a otros. La importancia del disenso y la necesidad de argumentar para la construcción de pensamiento colectivo, más inteligente que el individual, en cuanto es más que la suma de sus partes, ha sido una marca del proceso desde el comienzo. Importa la decisión de todos porque nadie puede representarnos. Llegaremos a mayores aciertos si lo pensamos entre todos, disensos para construir consensos.

Este cuestionamiento de la representación ha hecho que se generaran formas de vigilancia a las previsibles capturas de lo colectivo, normas que impiden la formación de elites.

  • Todas las decisiones se toman en la asamblea, que es abierta y pública.
  • Las asambleas son preparadas en grupos de trabajo abiertos y públicos.
  • Todas las actas son colgadas en la red.
  • Todas las figuras visibles y portavoces serán rotativos y aquellos que han tenido más presencia, volverán a la última fila.
  • Si alguien se extralimita de la función para la que ha sido encomendado, la asamblea y las comisiones y grupos de trabajo podrán censurarle.
  • Cada persona es un nodo de información, que da cuenta desde su punto de vista del devenir del movimiento. La manipulación se hace imposible.

Podemos decir, que el movimiento 15M, combinando formas telemáticas y presenciales que evitan la asfixia y aseguran la información, la comunicación, la participación y la inteligencia colectiva, ha construido un nuevo horizonte de organización social y política. El pásalo del 13M inauguró la autoconvocatoria como fórmula para tomar las calles, V de vivienda utilizó Internet como una herramienta para salir a la calle y la campaña contra la Ley Sinde nos hizo conscientes de la capacidad para organizarnos y atacar a través de Internet. El 15M ha mejorado estas aplicaciones y nos aporta nuevas posibilidades para la gestión de lo común, lo que es de todos y todas. Compartir es seguir imaginando.

fuente: http://madrilonia.org/?p=3312

Publicités

Poster un commentaire

Classé dans Internet

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s