Por qué el movimiento de « los indignados » permanece limitado en Francia.

Hélène David, Le Monde

traducción por Natalia Lerin.

Domingo 19 de julio, no había más que unas centenas de “indignados de Francia” para desfilar en las calles de París. El mismo día, había varios millares en Grecia y otras tantas decenas de millares en España. Sin embargo, “los problemas son los mismos en España y en Francia” estima Toni. Este español quien vive en París desde hace 5 años está presente desde el que el movimiento fue traído a Francia, cuando los agrupamientos eran únicamente un asunto de los expatriados españoles, apoyando a sus compatriotas de la Puerta del Sol. ¿Por qué ésta movilización se mueve a duras penas en Francia?

  • Una situación económica más grave en España y en Grecia.

Bruno Cautres, investigador del Centro Nacional de Investigación Científica en el Centro de Investigación Política en Ciencias Políticas y especialista en comportamientos y actitudes políticas, menciona también “la poca importancia que el movimiento de los indignados tiene en Francia” y constata una paradoja por parte de los franceses entre “la débil movilización para respaldar la acción de los indignados y el fuerte éxito que tuvo en las librerías la obra del escritor Stéphane Hessel titulada “!Indignaos!” (Publicada en español por Editorial Destino).

Adelanta, como explicación, la gravedad específica de la situación griega y española: “No hay duda de que el vasto desempleo y la gravedad de la situación económica en España y aún más en Grecia, explican que en Francia, por el momento; la expresión de la indignación sea en forma y con una amplitud muy diferente”.

En España, la tasa de desempleo sobrepasa el 21% y alcanza el 45% entre las personas menores de 25 años. En Grecia, los ciudadanos son confrontados a una austeridad y a una tasa de desempleo real, probablemente superior al 20%. “Todas las sociedades europeas están preocupadas por un malestar social de la juventud”, explica Bruno Cautres, sin embargo los franceses, que sufren de una tasa de desempleo del 9,2% (22,8% para los menores de 25 años) no se manifiestan en el momento de una revuelta comparable a aquellas de los españoles o los griegos.

  • Una organización insuficiente.

En España, si el movimiento reivindica oficialmente una ausencia de vínculos entre los partidos políticos y los sindicatos, se beneficia del apoyo de 500 organizaciones y diversas asociaciones. Son tantos los recursos activos que participaron para reclutar a los manifestantes y para deliberar los mensajes de los “indignados”. El movimiento ¡Democracia Real Ya!, creado a partir de enero del 2011, dirige por otra parte todo un trabajo previo a las manifestaciones y a la primera aglomeración de mayo.

En Francia, el movimiento nació de manera espontánea al agrupamiento de los españoles que viven en Francia. Se organizó mediante las diversas redes sociales, principalmente a través de la cuenta Twitter Acampada Paris y pretendía desde sus inicios “conducir a los franceses a unirse al movimiento”, explica Toni.

Hoy, la mayoría de los participantes en las movilizaciones son franceses, estima, y “100 a 150 personas constituyen a los miembros activos” quienes organizan el trabajo de las diferentes comisiones. Los “indignados” aprecian su independencia. Y si el movimiento se beneficia de algunos apoyos políticos (Nuevo Partido Anticapitalista, Partido de Izquierda, Partido Socialista) o sindicales, son ante todo, simbólicos.

  • Una presión policiaca que complica el agrupamiento.

“Si no se reúne a más gente, es porque no tenemos ninguna visión. Cada vez que intentamos agruparnos, los CRS (Policía Nacional Francesa) llegan”. Consciente de la débil movilización del movimiento que apoya, Louise de 19 años, explica que es a causa de la represión por parte de la policía francesa.

El lunes por la mañana, se dio cita en la Place de la Bourse para reabastecer a algunos “indignados” que habían pasado ahí la noche para intentar instalar un campamento. “Los policías nos rodearon, nos pidieron ponernos en fila, justo lo que hicimos, y nos transportaron para hacer un control de identidad”, relata. Para Louise, el movimiento necesita estar “presente en la plaza pública” para ser escuchado y reagrupado. Es la presencia permanente de los CRS y otras fuerzas de la policía quienes impedirán al movimiento alcanzar mayor importancia y amplitud.

En España las fuerzas de la policía dispersaron igualmente las primeras manifestaciones. Luego, frente a la amplitud del movimiento, dieron a los manifestantes de Madrid la libertad de acampar varios días antes de que ellos dejaran por su propia voluntad la Puerta del Sol.

fuente: http://www.lemonde.fr/politique/article/2011/06/21/pourquoi-le-mouvement-des-indignes-reste-limite-en-france_1538605_823448.html

Publicités

Poster un commentaire

Classé dans Démocratie / Democracia

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s