La creadora de Zara apoya a los indignados.

La mujer más rica de España, dueña de una fortuna que Forbes calcula en unos 3.000 millones de euros, Rosalía Mera Goyenechea (A Coruña, 1944) se confiesa progresista.

Junto al que era su esposo, Amancio Ortega, impulsó el imperio de la moda Inditex (Zara) y, al mismo tiempo, creó la Fundación Paideia una institución de apoyo a los discapacitados por amor a su hijo varón, Marcos, nacido con una grave enfermedad congénita. Cuando se divorció, se deslindó de la cadena de ropas, aunque conserva el 6,69% de las acciones.

Durante la marea negra del Prestige, mantuvo colgadas de la fachada de sus oficinas las pancartas de “Nunca Mais”, porque fue una de las personalidades que más se significaron contra la gestión de la catástrofe.

Por eso, tampoco es sorprendente que ahora la multimillonaria haya apoyado abiertamente a los indignados.

Rosalía Mera, que fue niña del barrio obrero de Monte Alto, también ha participado en otras campañas, protestas y concentraciones varias en pro de causas sociales, a favor de las mujeres y en contra de conflictos como la guerra de Irak.

Rosalía Mera se confiesa progresista. Le gustan las causas en pro de los menos favorecidos, las ideas novedosas, los emprendedores que buscan abrirse camino en sectores difíciles y ambientes áridos, por eso, a su despacho no cesan de llegarle propuestas de inversión. Además de trabajar por la integración social y laboral de los discapacitados, también apoya proyectos artísticos e investigaciones científicas, como la de un fármaco anticancerígeno. En los últimos años ha dado su respaldo a firmas biotecnológicas y a productoras de cine gallegas, y cerca de su ciudad dirige un centro de iniciativas empresariales centrado en la producción audiovisual y musical.

Ha adquirido numerosos inmuebles en España, pero ella sigue viviendo en A Coruña, acudiendo a sus citas a pie o en taxi, y acudiendo a los bares más populares como cualquier otro vecino de la ciudad. No es raro encontrársela en Os Belés, un local lleno de gente y música en directo del barrio de Monelos. Viéndola en un lugar como ése, o en una actividad de su Fundación Paideia, no chocan en absoluto sus declaraciones. Rosalía Mera puede ser rica, la española más rica, y al mismo tiempo, decirse indignada con lo que, a distancia, la rodea.

Una tremenda contradicción. Una oveja negra en los sectores del poder donde la caridad es casi una excentricidad.  Alguien debería sugerirle que la ropa es una artículo necesario para el ser humano, mucho más en países donde el invierno azota.

fuente :  Con información de El País

Publicités

Poster un commentaire

Classé dans Démocratie / Democracia

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s